Sintomas, cuidados y tatamiento de la bronquits

La enfermedad de la bronquitis, suele ser fácil de detectar tan solo con observar los síntomas y un sencillo examen físico. El médico sólo ha de escuchar el sonido de las vías respiratorias.
Si se trata de bronquitis crónica, el médico necesitará una radiografía del pecho para controlar el daño pulmonar, también puede necesitar pruebas de función pulmonar para medir el buen funcionamiento de los pulmones. El nivel de oxígeno en la sangre también se podrá comprobar a través de un aparato de pulsioximetría, el pulsioxímetro una prueba no invasiva y muy secilla de realizar.
Para cualquier tipo de bronquitis los síntomas pueden incluir:

• Tos
• La producción de moco (esputo), este puede ser de varios colores: transparente, blanco, gris amarillento o verde. Muy raramente el esputo estará manchado de sangre.
• Signos de fatiga o cansancio
• Dificultad para respirar
• Febrícula
• Molestias en el pecho
• Dolor de garganta
• Dolor de cabeza
• Congestión y goteo nasal
• Molestias y dolores
Los síntomas de la bronquitis aguda, suelen ser, una tos molesta que se puede llegar a durar varias semanas después de que se solucione la inflamación.
Los síntomas de la bronquitis crónica suelen ser una tos húmeda que produce mucosidad, estos síntomas duran al menos tres meses, con episodios recurrentes ocurriendo durante al menos dos años consecutivos.

El tratamiento de la bronquitis

En muchos de los casos, el tratamiento de la bronquitis no requiere de un médico, y sus cuidados y tratamientos se pueden llevar a cabo a través de uno mismo o algún familiar
No existe la cura para la bronquitis crónica, pero llevar una vida saludable como tratamiento de la bronquitis puede hacer que sus síntomas disminuyan, ya que fumar agrava la bronquitis y aumenta el riesgo de desarrollar una enfermedad crónica.
Lo primero es que si usted es fumador, deberá dejar de fumar, esto disminuirá en mucha medida los síntomas de la bronquitis. Por otra parte descansar lo suficiente es muy importante, debe beber mucho líquido para evitar la deshidratación y fluidificar las secreciones en los pulmones, lo que facilitará la expectoración. Trata los dolores de cabeza, la fiebre y las molestias generales tomando ibuprofeno o paracetamol (en el caso de que padezca de asma, debe evitar tomar ibuprofeno)
Como alternativa natural puede hacer su propia mezcla de miel y limón, que puede ayudar a aliviar el dolor de garganta y la tos.

Aunque para el tratamiento de la bronquitis rara vez es necesario acudir a un médico de cabecera, si la tos se acompañan de los siguientes síntomas:
• Duran más de tres semanas
• Le impide dormir
• Se acompaña de fiebre de más de 100.4 ° F (38 C)
• Produce moco descolorido
• Produce sangre
• Escucha sibilancias o si tiene dificultad para respirar.

Los síntomas de la bronquitis crónica se asimila al tratamiento a la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).